Malditos Latinos Malditos Sudacas

MalditosLatinosMalditosSudacas

Créditos de imagem: http://www.voicesofny.org/ category/ culture/.

O livreiro uruguaio Javier Molea chegou a Nova York há alguns anos sem esperar que no seu destino estava abrir um espaço cada vez maior para a literatura íbero-americana na cidade.  Nas prateleiras da livraria McNally & Jackson no Soho, encontram-se livros muitas vezes exclusivos e de pequena tiragem, literatura pura.  Semanalmente, Javier recebe autores para conversas informais assim como lidera leituras de contos em espanhol aos sábados e um encontro mensal no estilo book club sempre regado por vinho argentino ou chileno.  Sobre as cadeiras dobráveis e, por vezes, insuficientes para o número de pessoas presentes, encontram-se poetas, escritores e leitores para discussões descontraídas e fervorosas como pede a cultura latina.  Trazemos ao PnetLiteratura, uma breve entrevista com o meio-ambientalista dos livros e também escritor, Javier Molea:

Qual a receita para a sobrevivência dos livros de papel e da livraria?

La única receta es seguir apostando a los principios de una librería independiente, esto significa un trabajo de curaduría constante, una mirada diferente e independiente (de la industria y de la Academia) del artefacto llamado literatura, nuevas formas de ordenar la tradición que conducen a nuevas formas de leer; y además reafirmar el espacio en la librería como foro público retomando una vieja tradición del vivaz surgir de la burguesía: una relación horizontal entre Académico, Escritor, Crítico y Lector.

Como você vê a evolução do mundo editorial na próxima década?

No veo una evolución porque lamentablemente la Academia va a seguir insistiendo en ciertos patrones de lectura, esto es, micropolíticas y, como todas las prácticas institucionales, va a crear su objeto en lugar de explorarlo.

Rescato el efecto Bolaño, la producción de Aira, Molloy, Chejfec y Cozarinsky en Argentina; Castellanos Moyá; y si bien la Granta en Español ha causado algo de revuelo, es un nivel muy desparejo y no veo alternativas literarias fuertes, en todo caso, Carlos Labbé asoma como una figura a tener en cuenta. En poesía está pasando el efecto anti-neobarroco y espero que se revalúe ese proceso, la práctica de Mónica de la Torre resulta de lo más interesante.

El experimento de España en literatura fantástica y para adolescentes no parece levantar vuelo, pese a los presupuestos publicitarios invertidos .

El comic y novela gráfica pueden ser la nueva gran veta de la literatura en Español .

Quais as tendências da literatura latino-americana que desponta em Nova York?

Creo que Nueva York es un reflejo de toda la literartura que se produce en Español, no creo que exista una tendencia predominante vinculada o ensortijada en el aura de un escritor en particular o grupo de escritores; esto es, no creo que exista una literatura neoyorquina en español; en todo caso,en la producción literaria de los escritores puertoriqueños se puede verificar una particularidad por razones históricas, linguísticas, políticas.

Me puedo animar a conjeturar que la literatura en español en la ciudad oscila entre la propuesta de Antonio Muñoz Molina y la de Diamela Eltit, dos ideas de la literatura igualmente válidas aunque contrapuestas.

E a literatura fantástica tem sucessores?

La literatura fantástica en Español es un género bastante pobre, me gustaría rescatar a la argentina Angélica Gorodischer que sigue produciendo. El resto es mayormente un producto de España para españoles, sin mayor suceso visible en este país o Latinoamérica. Sigue siendo Borges, Bioy, Cortázar, Sommers, Vicent.

O boom literário do século passado ainda surte efeito no processo de criação de escritores em língua espanhola?

El problema del boom es la dificultad de los escritores en español de diferenciarse de ese fenómeno editorial, justamente porque el público en inglés o bilingue es lo que consume, el publisher y el editor van a tratar de enmarcar la obra en la tradición de García Márquez y Vargas Llosa (los dos Nobeles); más interesante resulta el efecto Bolaño, o sea el inicio de otra tradición donde acumular escritores. Demás está decir que el boom debería ser analizado nuevamente para validar su lugar y real importancia en la tradición, lo mismo que Bolaño. Me llama muchísimo la atención de todos modos algunos intentos de diferenciación de Bolaño, presentarse como el anti-Bolaño; este súbito envejecer de un escritor que no lleva 10 años muerto,  parece ser el nuevo nicho que un grupúsculo de escritores quiere explotar justificando que el Bolaño que se consume en Estados Unidos es una manufactura de la industria editorial de este país. Lo chistoso es que parece obviar las maniobras publicitarias de otros (todos)  mercados en Español.